Translate

4 de abril de 2015

PARÍS

   Buenas tardes seguidores, después de unos cuantos días ansiosa por saber vuestra elección tras la encuesta que puse sobre que lugar querían que empezará a escribir, llego el día final y la elección, aunque ha estado reñida entre París o Sahara, ha ganado París,  esa ciudad que tan cerquita tenemos de España y que merece la pena conocer 100%.   
   En este post voy a definir e explicar que impresiones y sentimientos me dio este viaje y que os recomiendo que lo hagáis, si podéis, alguna vez en vuestra vida.
   Mi viaje a París fue un regalo que me hizo mi pareja y comenzo en julio del 2014. Fue un viaje muy deseado desde hacia muchos años, principalmente desde que cursaba 4° ESO, ya que algunos compañeros de clase pudieron viajar a este destino y yo no pude hacerlo por tener examenes cerca. Desde ese momento, en mí se quedo una espina clavada por no haber podido ir.
    Es una ciudad que me encantaba sin conocerla, sobre todo porque siempre se ha dicho que es la ciudad del amor y la luz, y yo, que vamos hacer, soy una romántica empedernida y una ilusionadora.
   En posteriores post explicare mi viaje día tras día con informaciones de precios, hoteles, visitas y muchas cosas más.  Pero primero es bueno hacer una reflexión del lugar que has visitado y así poder intercambiar distintos puntos de vista sobre el destino.
    París, como idea general lo que más me gusta, es su combinacion perfecta de que en una misma ciudad hay distintos tipos de marcos, hay tantos monumentos de estructura gótica como estructuras modernas surgidas de mediados del S. XIX. Por lo tanto siempre hay algo que te va a gustar.
    En mi opinión, los monumentos y zonas que más me gustaron son dos, claramente. De momento, la TORRE EIFFEL, se que para muchos al verla, la consideran un trozo de hierro, y miles de cosas que he oído y leído. Pero nunca nadie deja de visitarla en su viaje a la ciudad de las luces, ¿por que será?. Para mí, fue pasión verla. Fue muy emocinante, es mas, tengo que reconocer que se me saltaron unas lágrimas. Nunca olvidaré ese momento nada más verla por primera vez, fue salir de la estación de metro, Trocadero, andar unos pasitos, girar a la derecha, subir unos peldaños y hay estaba. Hay estaba, esa creación de 1887-1889, tan grande, tan alta, tanto como sus 300 metros,  sus tres pisos y toda la multitud de gente observandola y haciéndose fotos. Es el monumento más bonito e impresionante que he visto por ahora de mis ciudades europeas. 
La segunda parte que más me gusto, fue la zona donde me hospede, la zona del barrio de Montmartre. Ese barrio tan pintoresco, tan artístico y que rodea miles de cosas por visitar. De las distintas cosas por visitar, destaco su basílica de SACR`E CCEUR. Yo, no soy mucho de iglesias, pero hay que reconocer que esta es muy bella, esta en unas alturas increíbles, desde las que ves unas vistas inmejorables de este barrio. Además, es un barrio donde en sus escaleras siempre hay gente haciendo actuaciones, o bien cantando, haciendo malabarismos y puedes sentarte en ellas, con una cervecita y disfrutar del momento. Por supuesto,  no se puede dejar de visitar su plaza donde se huele y se observa el arte callejero. En este barrio también esta el cabaret más famoso, el MOULIN ROUGE, que nosotros por presupuesto solo pudimos ver desde fuera, pero aun así es bastante bonito. Fue una pena, no poder ver uno de sus espectáculos,  que la verdad es que son un poquito caros,  pero bueno yo pienso que es bueno siempre dejar algo sin ver, para así poder volver algún día, y eso siempre me pasa a mí en mis destinos vistos hasta ahora.
    Por hoy ya os he dado mi impresión de París,  una ciudad apasionante y que enamora solo con conocerla un poco. Os dejó algunas fotos y ya estoy deseando volver a escribiros más cositas de esta aventura. 
Muchos xxx.









Publicar un comentario